DIOS ES AMOR, MEJOR CON HUMOR

martes, 2 de septiembre de 2014

Las vacaciones del presidente soltero

Las vacaciones del presidente soltero

Hollande se retira 10 días a descansar entre rumores de confirmación de su relación con Gayet

El presidente francés, François Hollande, inició este martes sus primeras vacaciones de verano como presidente soltero, al menos oficialmente. El mandatario, que se separó de su compañera sentimental Valérie Trierweiler en enero tras la revelación de su relación con la actriz Julie Gayet, pasará el descanso estival “en familia”, se ha limitado a informar el Elíseo. Entre rumores de una oficialización durante el mes de agosto de su situación con Gayet, con la que seguiría viéndose con total discreción, Hollande pasará el grueso de sus 10 días de reposo en la mansión oficial de La Lanterne en Versalles, a las afueras de París.
El mandatario estará en todo momento “disponible para seguir las crisis internacionales y dirigir la acción del Ejecutivo con el primer ministro, Manuel Valls, y el Gobierno”, aseguran desde la presidencia. Es por ello que ha elegido La Lanterne, donde ya pasó parte de su verano el año pasado, cuya proximidad a la capital le permite estar en el Elíseo en menos de una hora en caso de necesidad. La residencia es conocida por haber sido el refugio de fin de semana del anterior presidente francés, Nicolas Sarkozy, y su esposa Carla Bruni. El exmandatario fue el que se apropió de este elegante palacete, ya que antes le correspondía oficialmente al primer ministro.
Hollande también se ha aficionado a descansar en esta mansión de siete habitaciones con pista de tenis y piscina. La propiedad, que linda con el parque de Versalles al que Sarkozy solía ir a correr siempre que tenía ocasión, goza de amplios jardines y está protegida por unas grandes vallas que permiten a su huésped estar relativamente protegido de las posibles fotografías de los paparazis y curiosos. Fue aquí donde Trierweiler se recuperó de su “ataque de fatiga extrema” tras la revelación por parte de la revista Closer del affaire de su compañero con Gayet, y donde se oficializó la ruptura.
La tranquilidad es, sin duda, una de las cosas que busca el presidente durante su descanso veraniego, probablemente para escapar de los incesantes rumores sobre el futuro de su vida privada. Si bien ni Hollande ni Gayet han confirmado o desmentido su relación, las especulaciones sobre su oficialización son crecientes y varias informaciones apuntan a que se hará realidad precisamente durante esta pausa estival. La noticia podría realizarse mediante una fotografía de la pareja para poner fin a los secretismos, sin que eso signifique que Gayet asuma el papel de primera dama, algo que aparentemente no desea.
Se ha llegado a hablar incluso de un posible matrimonio el 12 de agosto, coincidiendo con el 60º cumpleaños de Hollande, aunque de confirmarse sería ciertamente sorprendente: Hollande nunca se ha casado, ni con Trierweiler ni con su anterior pareja durante tres décadas y madre de sus cuatro hijos, la ministra Ségolène Royal. “El único evento que conozco el 12 de agosto, es mi cumpleaños. ¡Pero no hace falta que me traigáis regalos!”, bromeó recientemente ante la prensa. El presidente “celebrará su cumpleaños en familia, con sus hijos”, indica su entorno.
En cualquier caso, como en años anteriores, la prioridad del mandatario sigue siendo el día a día de la gestión del país. “Estas vacaciones son una pausa, no un paro”, advirtió así a los miembros del Gobierno en el último Consejo de Ministros. Estos están ya de vacaciones desde el fin de semana pasado y tienen como consigna estar localizables y quedarse en Francia.
 
 http://elpais.com/elpais/2014/08/05/gente/1407257020_214127.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada