DIOS ES AMOR, MEJOR CON HUMOR

sábado, 13 de septiembre de 2014

El coste de las enfermedades cardiovasculares sigue creciendo

El coste de las enfermedades cardiovasculares sigue creciendo

El coste que suponen el impacto de las enfermedades cardiovasculares en los sistemas nacionales de salud crece. Según un informe realizado por el Centro de Estudios Económicos y Empresariales (Cebr) a finales de 2014, las enfermedades cardiovasculares (ECV) se habrán cobrado 128.169 vidas en nuestro país, con un coste económico total de 5.900 millones de euros. Las ECV abarcan varias enfermedades relacionadas con el sistema circulatorio, como la cardiopatía isquémica (o infarto de miocardio) y la enfermedad cerebrovascular (ictus).

A finales de la década, esta cifra aumentará hasta alcanzar las 141.584 muertes por ECV con un coste total de 8.800 millones de euros. Teniendo en cuenta que la sostenibilidad de los sistemas públicos de salud es una cuestión esencial, lograr reducir el impacto de estas enfermedades es uno de los objetivos clave. La lectura económica no solo refleja los costes sino que cifra también su impacto en la productividad. Se estima que el coste para la economía en pérdida de productividad por mortalidad prematura a finales de 2014 será de 1.800 millones de euros y de 2.000 millones de euros en 2020. Por otro lado, el coste de la morbilidad relacionada con la ECV, incluidas las ausencias laborales por enfermedad, será de 60 millones de euros a finales del año 2014 y de 92 millones de euros en 2020.

Para Gustavo Vitale, Medical Lead del Área Cardiovascular de AstraZeneca, promotora del estudio, "las cifras mostradas en este estudio son concluyentes. De cumplirse esta predicción, España pasará a representar la tercera economía de las seis estudiadas más afectada ante el aumento del coste sanitario de las ECV, incrementado en 56 euros los costes actuales per cápita estimados en 124 euros para 2014. La carga económica de la enfermedad cardiovascular y el impacto humano sobre los individuos y sus familias aumentará salvo que atajemos esta epidemia. Esto requiere una atención continuada, coordinada en el sector industrial, el sector académico, los sistemas sanitarios y los gobiernos. Como compañía farmacéutica, creemos que es nuestra responsabilidad desempeñar un papel integral en la prevención y tratamiento de la enfermedad, ampliando los límites de la ciencia para crear medicamentos que pueden cambiar vidas para los pacientes". 
 
 http://www.diariodesevilla.es/article/salud/1849996/coste/las/enfermedades/cardiovasculares/sigue/creciendo.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada