DIOS ES AMOR, MEJOR CON HUMOR

miércoles, 10 de septiembre de 2014

BOTÍN El gran benefactor universitario

El gran benefactor universitario

Al sector de la educación también le preocupa el devenir del banco tras la muerte de Botín


Al mundo económico le preocupa el devenir del Banco Santander tras la muerte de su presidente, Emilio Botín, y también al universitario. Este se había convertido en el gran benefactor de los campus de España y Sudamérica, donde se concentraba una gran parte de sus negocios. Prueba de ello es el baño de multitudes que dio Botín en el mes de julio tras juntar a más de mil rectores en Rio de Janeiro en la tercera cumbre de Universia, un espacio en el que se aboga por una educación superior común y universal. En el mediático encuentro —tras los de Sevilla y Guadalajara, el próximo será en Salamanca en el 2017— Botín anunció que su banco destinaría 700 millones de euros en cuatro años a proyectos universitarios (estudios de grado, prácticas, investigación o doctorado).
La Conferencia de Rectores (CRUE), poco dada a los comunicados, ha lanzado uno por motivo del fallecimiento de su mecenas."Gracias a sus acciones y a su apuesta por la Universidad, ´el Presidente´, como siempre le recordaremos, tuvo, ha tenido y tendrá siempre, un enorme calado en la educación superior de nuestro país".
Unos 240 millones de los 700 se quedarán en España, un 35% más de dinero que en el presupuesto anterior. El 30% se destinará a proyectos con Iberoamérica. Una cantidad muy ambiciosa y sin antecedentes en el mundo hispano. Botín estaba convencido que sin formación académica un país no podría salir adelante. Y mucho menos ahora en la sociedad del conocimiento. “Hay que abrir la Universidad y responder a las nuevas exigencias y expectativas de los estudiantes y de la propia comunidad”, sostuvo en su discurso de clausura.

El anuncio de 700 millones está hecho y no variará, pero está por ver que camino sigue el banco en el futuro, pues la enorme apuesta por la Universidad era un empeño personal del presidente. En Rio Botín dijo, por ejemplo, que las 5.000 becas anuales de prácticas en pymes en España probablemente aumentarían y ahora es cuando se estudia. Además, junto a Telefónica ha impulsado Miríada X, la mayor plataforma de moocs (cursos masivos online y gratuitos) en español.
Las palabras de José Carrillo, rector de la Complutense -la universidad presencial más grande de España- expresan muy bien el sentir conjunto: "Su apuesta por la enseñanza superior y la investigación constituyen hoy un legado que forma parte ya del patrimonio español. (...) Lamentablemente, pocos empresarios de su talla han tenido esa sensibilidad y esa visión de lo que puede ofrecer la universidad a la sociedad". O las del rector de Salamanca, Daniel Hernández Ruipérez: "Ha sido nuestro principal principal mecenas en los últimos años".
La partida del banco para las universidades no ha dejado de crecer. En la cumbre de Guadalajara, en 2010, el banco anunció que concedería 600 millones y este curso 100 más. Con el dinero se dotará de fondo a 40.000 becas de movilidad nacional e internacional. Hasta la fecha eran casi las únicas ayudas para desplazarse a formarse en otro país dentro de Iberoamérica. Y, aunque la idea de los países del subcontinente más España y Portugal, es crear a finales de año su propio Erasmus, en privado se reconoce que en esa aventura que pretende captar fondos privados pretendían involucrar a Botín. La prueba es que la Secretaria Iberoamericana escogió la cumbre de Rio para anunciar su programa de movilidad.
El de Rio de Janeiro fue el último acto de Botín con universidades. Justo hoy a las once tenía que haber presentado la restauración del cuadro La educación de la virgen, que apareció en los almacenes de Yale muy deteriorado en 2010 de Velázquez. Con Yale Botín tenía una especial relación. Con el Centro de Inteligencia Emocional de este prestigioso campus el presidente del Santander firmó en 2013 un acuerdo para investigar cómo utilizar el arte y las emociones para desarrollar la creatividad de las personas. Más de un centenar de colegios españoles —el programa de la Fundación Botín surgió hace una década— forman ya a sus profesores para que en el futuro sus alumnos sean capaces de afrontar problemas que hoy desconocemos. El mastodóntico Centro Botín, obra de Renzo Piano, que se construye en Santander va a centrar parte de sus esfuerzos en este proyecto.
En la nota de pésame del ministro José Ignacio Wert se remarca que “desaparece una figura esencial para la transformación del sistema financiero español en uno de los más internacionalizados del mundo", pero no se cita su labor como mecenas.
 
 http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/09/10/actualidad/1410346224_046544.html
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada