DIOS ES AMOR, MEJOR CON HUMOR

domingo, 4 de marzo de 2012

Famosas que han MUERTO a consecuencia de Anorexia o Bulimia

Famosas que han MUERTO a consecuencia de Anorexia o Bulimia

MAYRA GALVAO

Maiara Galvao Vieria medía 1,70 metros y pesaba 38 kilos. Con sólo 14 años la anorexia ha matado a esta joven brasileña.

Maiara murió el día 6 de enero de 2007 de un paro cardiorrespiratorio ocasionado por la anorexia nerviosa que padecía. Su sueño era ser modelo y apenas comía para mantenerse delgada.

Su padre ha relatado al periódico brasileño O Globo que su hija “siempre fue delgada y realizaba un curso de modelo, porque desfilaba desde muy chica”. En el mes de septiembre de 2006, su familia comenzó a preocuparse y la llevó al médico. Su padre cuenta que Maiara ni siquiera “tenía fuerzas para subir las escaleras del colegio donde estudiaba”.  Tras pasar por tres hospitales públicos diferentes, los médicos detectaron que la joven padecía anorexia nerviosa. Fue ingresada en el hospital Miguel Couto hace más de un mes, donde ha fallecido.
MAYRA GALVAO MODELO BRASILERA DE 14 AÑOS QUE MURIO DE ANOREXIA SEVERA


Un día antes de viajar a París, donde posaría para unas fotos, la modelo brasileña Ana Carolina Reston falleció ayer víctima de anorexia y de una infección generalizada provocada por su extrema debilidad, causada por la estricta dieta que seguía, apenas basada en el consumo de manzanas y tomates, para mantenerse delgada. La modelo de 21 años, de 1.74 metros de altura y apenas 40 kilos de peso, había sido internada hace tres semanas con una infección urinaria que se transformó en insuficiencia renal y después en infección generalizada, según el sitio web del diario O Globo. Falleció en un hospital de Sao Paulo en el que estaba ingresada desde el pasado 25 de octubre.
Reston Macan había nacido en la localidad de Jundiaí, y comenzó a desfilar a los 13 años, en compañía de su madre, Miriam Reston, hasta hace cuatro años, cuando empezó a viajar al exterior sola, por las dificultades económicas de su madre para pagar los pasajes. A los 17 años, la modelo realizó temporadas de desfiles y sesiones fotográficas para catálogos de tres o cuatro meses en países como China, Turquía, México, Japón e Italia.
Su organismo estaba tan debilitado que en los últimos días tuvo además problemas respiratorios, de tensión arterial baja y una infección generalizada, según el diario Folha de Sao Paulo.

ANA CAROLINA RESTON



ELIANA RAMOS

Se trata de la hermana menor de Luisel Ramos, quien murió el año pasado en pleno desfile. Se investigan las causas del deceso de la joven. Trascendió que padecía "insuficiencias alimenticias" y que pertenecía al staff de Pancho Dotto
La modelo uruguaya Eliana Ramos, de 18 años, falleció el martes por causas aun no determinadas, unos seis meses después que su hermana Luisel, de 22, y también modelo, muriera de un paro cardíaco al bajar de una pasarela. Eliana fue encontrada muerta el martes de tarde en su casa del barrio La Unión de la capital uruguaya.
No ha habido informe médico de la causa de su fallecimiento, pero el canal 4 de televisión dijo que un dictamen primario indicó "muerte súbita", posiblemente por insuficiencias alimenticias.

Su hermana mayor había fallecido a comienzos de agosto de 2006 durante un desfile de modas por un "paro cardíaco fulminante", según la autopsia que se realizó poco después.

Eliana estaba vinculada a la agencia de Pancho Dotto.
Luisel Ramos, su hermana, modelo venezolana de 22 años, murió de un fallo cardíaco mientras desfilaba en la Semana de la Moda de Montevideo. La joven sintió molestias tras concluir su desfile sobre la pasarela, se desmayó cuando se dirigía a los camerinos y falleció pese a los primeros auxilios de una dotación de emergencias.
Su padre aseguró a la Policía que llevaba varios días sin ingerir alimentos


Carla Sobrado Casalle, de 22 años, estudiante de moda que aspiraba a ingresar en las pasarelas, fue la segunda víctima que la anorexia se cobró a mediados del 2006 en Brasil.
La muchacha murió en noviembre del 2006 por la mañana, en el hospital de la Beneficencia Portuguesa (en la localidad de Araraquara, oeste de San Pablo) donde estaba internada desde hacía tres días. Su muerte ocurrió después de dos paros cardíacos como consecuencia de un régimen para adelgazar. Con 1,74 metro de altura, pesaba 55 kilos. "Era una chica alegre, bonita y llena de vida. Pero se fue amustiando como una flor", dijo la abuela de la joven, María Luiza Sobrado, en una entrevista por la emisora televisiva Globo.
Carla seguía una carrera vinculada con la moda en una facultad privada de la capital paulista, donde vino a estudiar cuando tenía 18 y donde residió hasta medio año atrás, cuando la abuela se la llevó de vuelta para su ciudad de origen para que siguiera un tratamiento contra la anorexia.
"En las etapas buenas ella comía bien: pescado, carne y verduras. Pero bastaba que engordara un kilo para que iniciara una dieta", relató.

CARLA SOBRADO CASALLE


BEATRIZ CRISTINA FERRAZ

Beatriz Cristina Ferraz Lopes medía 1,57 metro de altura y pesaba apenas 34 kilos. Según el diario brasileño O Globo, su familiares y amigos la joven estaba obsesionada con adelgazar desde su adolescencia, cuando había llegado a pesar unos 100 kilos.
Beatriz sentía rechazo por la comida y hace tres años los médicos le diagnosticaron anorexia.
“Cuando éramos novios decía que no quería comer nada. Llegaba a pasar un día entero sin llevarse nada a la boca”, relató su ex pareja, Leandro Murgo, de 26 años. Este año, Beatriz dejó de alimentarse y llegó a pesar 27 kilos. Por ello estuvo tres meses internada en una clínica donde tuvo que ser alimentada a base de suero. Tras haber recuperado algo de peso, la joven fue dada de alta. Pero su cuerpo ya no pudo resistir la desnutrición extrema en que se encontraba. Murió el domingo en el Hospital Santa Casa de Jaú, a unos 300 kilómetros de San Pablo.

MUERTES ANOREXIA IMPORTANTE

Los trastornos de la conducta alimentaria son problemas psiquiátricos. "Se trata de cuadros psicopatológicos leves, moderados o graves, pero dependen de la repercusión nutricional", ha explicado a DM Josep Toro, jefe del Servicio de Psiquiatría y Unidad de Trastornos Alimentarios del Hospital Clínico de Barcelona, que ha moderado una mesa redonda en el I Simposio Nacional sobre Nutrición y Trastornos de la Conducta Alimentaria, celebrado en Madrid.
Junto a lo propio de la intervención psiquiátrica y psicológica imprescindible en dichos trastornos, también es necesaria, en muchos casos, la intervención de otros profesionales, como nutricionistas. Además, "hay que tener en cuenta que la mortalidad ronda el 6 por ciento, por lo que es lógico que intervengan médicos generales y pediatras, aunque su función se dirige sobre todo a la detección precoz del trastorno".
Según el experto, cada vez es más frecuente la colaboración entre los distintos profesionales de la medicina. "En los últimos diez años se han notado mejoras importantes. En la adolescencia, que es cuando comienzan la mayoría de los cuadros, se necesita menos la colaboración de otros profesionales, pero en adultos es absolutamente imprescindible el manejo multidisciplinar de la enfermedad".
La mortalidad de la enfermedad se centra, sobre todo, en los adultos cronificados. En la anorexia nerviosa, el 60 por ciento de las muertes se deben a inanición o a complicaciones por la desnutrición y el resto se atribuyen a suicidios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada