DIOS ES AMOR, MEJOR CON HUMOR

martes, 7 de julio de 2015

La peligrosa tendencia del 'Sun Burn Art'

La peligrosa tendencia del 'Sun Burn Art'

  • Los 'tatuajes solares' son una nociva práctica que se ha extendido en Estados Unidos

Los dermatólogos estadounidenses se han apresurado a advertir de los riesgos de esta nociva práctica. Ante el miedo de que estos tatuajes solares puedan llegar a nuestras playas, sus colegas españoles están haciendo lo mismo: "se trata de una moda sin sentido alguno, es un capricho que pone en riesgo tu vida", señala en conversación con EL MUNDO José Carlos Moreno, presidente de honor de la Academia Española de Dermatología, quien observa con preocupación este nocivo fenómeno.
Moreno recuerda las fatales consecuencias que puede tener este juego que tanto está dando que hablar en las redes sociales y medios internacionales y cuyo efecto se puede ver abajo: el cáncer de piel. "Estos tatuajes solares son unos favorecedores del melanoma", apunta, al tiempo que recuerda que "haber sufrido una o dos quemaduras a lo largo de nuestra vida duplica el riesgo de padecer un melanoma, y con más de cinco, el riesgo respecto a la población normal se quintuplica".
Además, este experto enfatiza algo que siempre se dice, y es que la piel tiene memoria: "cuando te quemas, lo que haces es degenerar la dermis, la capa que rige la multiplicación y los movimientos de las células de la piel, y si las quemaduras se van acumulando, estamos haciendo cada vez más daño".
Por si el riesgo de cáncer fuera poco, quizás la parte estética convenza más a quienes se han aficionado a estos peculiares tatuajes. Tal y como explica Moreno, el sol, y particularmente, las quemaduras, "favorecen el envejecimiento de la piel: pierde elasticidad, salen pequeñas venas dilatadas, aparecen manchas, y especialmente si las pieles son claras, pecas".
A pesar de que la evidencia científica está ahí, y que cada año, tanto dermatólogos como oncólogos se esfuerzan cada vez más en explicarla, nunca está de más (y más aún cuando vemos que hay personas que no sólo ignoran las recomendaciones, sino que las llevan al extremo contrario) recordar las indicaciones para ir a la playa: la primera, evitar tomar el sol entre las 11 y las 17 horas. "Cuando tu sombra es más pequeña que tu cuerpo, no se debería tomar el sol", apunta Moreno.
Además, ir siempre con protección solar, como mínimo, del factor 30. "Hay que aplicarla media hora antes de salir de casa, y volver a echarla cada dos horas. Si te bañas, debes volver a aplicarla nada más salir del agua", apunta Moreno. Además, según indica este dermatólogo, "hay que combinar la fotoprotección con la protección física, esto es: gafas, camisetas o sombreros".
Parece ser que, a pesar de que son de sobra conocidas, la mayoría de la gente no cumple estas recomendaciones. "Yo cuando voy a la playa, me deprimo", reconoce Moreno. Esperemos que no le lleguen a su consulta casos de Sun Burn Art, porque, de ser así, es probable que su pesimismo aumentase.
 
 http://www.elmundo.es/salud/2015/07/07/559bc901268e3e121c8b4580.html
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada