DIOS ES AMOR, MEJOR CON HUMOR

miércoles, 27 de mayo de 2015

Lo que Isabel Pantoja se muere por hacer en cuanto salga de permiso

Isabel Pantoja, en uno de sus últimos conciertos.

Lo que Isabel Pantoja se muere por hacer en cuanto salga de permiso

Cantora se viste de gala. Isabel Pantoja, la presa más famosa de España, ha conseguido, por fin, su primer permiso para salir de la cárcel. Cuatro días en los que la tonadillera tratará de recuperar fuerzas para continuar con la condena que le resta -aunque, viendo la situación familiar que le espera por delante, igual no acaba de encontrarse tan cómoda-. Pero, ¿qué hará Isabel durante estos días? ¿A qué dedicará su tiempo? Puede que entre recibimientos y despedidas se le pase el tiempo como agua entre las manos, que con atender las visitas de sus múltiples amigos y defensores televisivos tenga ya todas las tardes ocupadas, pero seguro que la tonadillera encuentra un momentito para entregarse a sus actividades favoritas. Y para que no se le pase ninguna, le ofrecemos un lista con todo lo imprescindible para disfrutar de un permiso 'a lo Pantoja'.

Ponerse una bata de cola

Tras tantos meses con el uniforme de la prisión, ha llegado el momento de que Isabel recupere su seña de identidad: la bata de cola. Seguro que la tonadillera ha echado mucho de menos el poder vestirse de gitana y entonar sus temas más recordados. Imaginamos que para su llegada, habrán mandado al tinte su estilismos favoritos y los habrán dejado preparados para cuando aterrice en casa. Isabel debería aprovechar su corta estancia para dar unos buenos golpes de cola, acordándose de todo el sufrimiento que le ha generado el juicio y la condena. ¿No le dejaría instituciones penitenciarias llevarse una a Alcalá de Guadaíra? Si una bata de cola no hace daño a nadie, y seguro que las demás reclusas agradecerían un show privado de la Pantoja de vez en cuando. Eso no se puede tener todos los días.

Votar en 'Supervivientes'

El ingreso de Isabel Pantoja en prisión marcó el pistoletazo de salida para que sus hijos volaran del nido. Si Kiko Rivera ha aprovechado la ausencia de su madre para entrar en 'GH VIP', cargar contra su hermano Francisco, prometerse con su novia Irene y engendrar un nuevo retoño, su hija Chabelita se ha conformado con irse a Honduras para participar en 'Supervivientes'. Seguro que la folclórica ha estado pegada el televisor cada semana para ver qué aventuras le esperaban a su pequeña y está como loca por votar para que echen a Nacho Vidal -por su poca afinidad con su hija, no por la calidad de las películas que ha rodado, claro-. ¡Qué duro debe ser estar encerrada y ver a tu hija en una isla perdida! Isabel, aprovecha y acude al plató. ¡Dale ánimos a tu hija y deja a España con la boca abierta!

Comer pollo a la Pantoja

Todas las referencias que tenemos de la estancia en la cárcel las hemos aprendido en las películas, pero seguro que en prisión no se come tan bien como en la casa de cada uno. Lo primero que debe hacer Isabel es cocinar un pollo a la Pantoja que 'quite el sentío' y ofrecer una comida para todos sus familiares, amigos y allegados. Todos viviendo en Cantora durante esos cuatro días para arropar a la cantante y que la pobre no tenga que contarle lo mismo decenas de veces. Una cervecitas, un aperitivo, unos cantes, unos bailes y seguro que se le pasan todas las penas. Tal vez no sea motivo de alegría, pero hay que tomarse las cosas por la mejor parte. ¿Podrá llevarse un tupper para compartir con las demás internas a la vuelta?

Comprarse gafas de sol y foulards blancos

Desprenderse de los objetos personales para cumplir condena debe ser muy duro, pero para alguien como Isabel Pantoja, que ha hecho de las gafas de sol y los foulares blancos su seña de identidad, es una auténtica crueldad. Ya no recordamos una imagen de la tonadillera saliendo a la calle o llegando a la estación del Ave sin su 'uniforme' favorito. De hecho, estamos convencidos que para su primer permiso saldrá de prisión con el mismo atuendo. ¿Qué es de una folclórica sin sus gafas de sol? Las ha llevado María del Monte, las llevó Rocío Jurado y las lleva Isabel Pantoja. Póngale un clavel en el pelo y unos buenos volantes, y verán, de nuevo, a la protagonista de 'Yo soy esa'.

Ponerse al día con las demandas

La familia Pantoja parece que tiene cierta adicción a los juzgados. Tras el intenso periplo judicial que ha terminado con la cantante en la cárcel, Isabel Pantoja podría volver al juzgado en múltiples ocasiones. Según las informaciones que no paran de filtrarse, podría haber demandado a casi toda la plana mayor de periodistas y colaboradores televisivos. Tal vez Isabel aproveche estos días para hacer recopilación de demandas y hablar con sus abogados para conocer el estado de cada una de ellas. O puede que la alegría de regresar con sus suyos mitigue el enfado y decida no emprender tantas acciones judiciales. Sea como fuere, si las informaciones son ciertas, con cuatro días igual no tiene tiempo para informarse de todo...

Engancharse a 'Vis a vis'

Cuando una serie de televisión refleja tu situación personal -por ejemplo, los médicos que ven 'Anatomía de Grey'-, hay dos opciones: o amarla hasta la locura o no querer perder ni un minuto. Seguro que Isabel Pantoja ha comenzado a ver 'Vis a vis', la adaptación española de 'Orange is the new black', en su estancia en prisión. Y es que, ¡como para no sentirse identificada con las tribulaciones de la protagonista en una cárcel de mujeres! Que si las duchas, que si los trapicheos, que si las enemistades entre presas, que si las relaciones con los funcionarios, todo un mundo que desconocemos pero que Isabel domina a la perfección. Nos la imaginamos levantándose indignada y gritándole a la televisión '¡Ya quisiéramos que ese fuese así!'. Debería aprovechar su estancia en prisión para escribir su propia versión: 'Pantoja is the new black'. El éxito de la próxima temporada.

Tomar un baño con tranquilidad

No sabemos si Isabel será mucho de darse baños de espuma, pero tras unos cuantos meses utilizando las duchas comunitarias, seguro que mata por un momento de tranquilidad en su bañera -y no hablemos de lo que poder hacer sus necesidades sin gente alrededor-. Una buena ducha, sales aromáticas, geles, acondicionador para la melena, una salve rociera y un par de horas de relax. De hecho, puede ir atendiendo a los invitados desde la bañeras, haciéndoles pasar para saludarles y ofreciéndoles unos canapés mientras hacen cola en la puerta del baño. Llegamos a ser la tonadillera y les damos esquinazo a todos y nos plantamos en un spa. La familia está muy bien, pero donde esté un buen masaje y una mascarilla de chocolate y oro, que se quite todo lo demás.

Comprarle condones a su hijo Kiko

Entre Alberto Isla y Kiko Rivera el futuro de la especia humana está garantizado. El hijo de Isabel Pantoja anunció, hace pocas semanas, que estaba esperando un hijo con su novia actual, y que pensaba casarse con ella. El segundo retoño para Kiko y el tercer nieto para Isabel. ¿Será esta vez una paternidad más tranquila? Si la ruptura de Kiko y Jessica Bueno fue un trauma, lo de Chabelita con Alberto Isla terminó de rizar el rizo. Y, a juzgar por el éxito con las mujeres de Kiko, puede darse con un canto en los dientes de que sólo vaya a tener dos hijos. Seguro que Isabel aprovecha el permiso para decirle a su hijo que se relaje, que no hace falta casarse a la primera de cambio y que dos niños dan mucho trabajo. ¡Poco a poco!

Reconciliarse con sus 'enemigas'

Si algo bueno debe tener un período de reclusión es la oportunidad de tener tiempo para pensar, aclarar las ideas y priorizar en la vida. La cárcel le ha dado un respiro a la tonadillera. Uno no muy agradable, de acuerdo, pero seguro que ha sabido ver la parte buena del asunto. Nada de entrevistas, nada de micrófonos, nada de aguantar el tipo frente a las cámaras. Isabel debería hacer borrón y cuenta nueva y centrarse en la parte positiva de su vida. ¿Qué gana uno enfadándose con los demás? Si, al final, lo mejor es ser feliz y que la gente sea feliz. Que reúna a todas sus 'enemistades' en Cantora, les saque café y pastas y limen asperezas. Seguro que se encontraría mucho mejor y volvería a prisión con aires renovados. La mochila de la Pantoja pesa mucho y ya va siendo hora de vaciarla.

Hacerse accionista de Mediaset

La relación de Isabel Pantoja con Mediaset es muy complicada. A la tonadillera no parece gustarle que hablen de su vida y que especulen sobre sus comportamientos, pero debe reconocer que su economía familiar está mucho mejor gracias a la cadena de televisión. Su hijo Kiko está a punto de estrenar serie y ha acudido a decenas de programas, su hija Isabel Jr. está ahora mismo participando en uno y su sobrina Anabel debe tener un cuarto habilitado para que pueda echar una cabezadita, ya que se pasa el día en las instalaciones de la cadena. ¿No le resultaría más rentable hacerse accionista, aunque sea minoritaria, para sacar provecho? Las oportunidades de negocio no se presentan siempre y no hay que dejarlas escapar. Ojalá la tonadillera aproveche bien sus días de permiso y continúe con su condena con la mente despejada, que falta le hará.
 
 http://www.elmundo.es/loc/2015/05/27/5565e6af268e3e5a068b4580.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada