DIOS ES AMOR, MEJOR CON HUMOR

domingo, 3 de mayo de 2015

España no discrimina a los donantes por su orientación sexual

Un hombre donando sangre.

España no discrimina a los donantes por su orientación sexual

  • Hay que ser mayor de edad, superar 50 kilos y no tener una enfermedad transmisible

  • Todos los donantes deben rellenar un formulario sobre su estado de salud y hábitos

  • Cada muestra sanguínea es analizada para excluir la presencia de virus como el VIH

En España la donación de sangre es un gesto solidario, voluntario y altruista, para el que es indispensable ser mayor de edad, pesar más de 50 kilos y no padecer ni haber padecido enfermedades transmisibles por vía sanguínea. Por tanto, en ningún momento la condición sexual del donante es motivo de discriminación en España, como ocurre en Francia donde el derecho galo excluye permanentemente de la donación de sangre a los hombres que tienen relaciones homosexuales.
Los requerimientos para donar parten de la normativa española, un Real Decreto publicado en septiembre de 2005 por el Ministerio de Sanidad, en el que se prima la buena condición de salud del donante frente a sus prácticas sexuales.
Cada centro de transfusión sanguínea establece los criterios de selección de donantes, partiendo siempre de los requisitos que establece el RD, que impone que los candidatos a donantes de sangre deban ser sometidos a un reconocimiento previo a cada extracción, realizado mediante cuestionario y entrevista personal a cargo de un profesional sanitario debidamente cualificado, que es quien va ha de concluir que en ese momento esa persona se encuentra en condiciones buenas de salud para poder donar.
La donación de sangre es por tanto segura, ya que médico realiza al donante una entrevista, le toma la tensión y comprueba su hemoglobina; sólo se realizará la extracción si está en buenas condiciones de salud y, posteriormente, se analiza la sangre extraída.
"Se realizan las pruebas que marcan la ley. En todos los centros se realiza como mínimo una serología para detectar la presencia del VIH, el virus de la hepatitis B, el de la hepatitis C y la infección por sífilis. Además de estos marcados, cada centro hace otros análisis, aunque son muy similares, para valorar admitir donantes que hayan viajado o que procedan de países con ciertas enfermedades como paludismo o la enfermedad de Chagas", explican a ELMUNDO fuentes del Centro de Transfusiones de Madrid.
Según señalan desde este centro, "al donante se le informará tanto si la analítica es normal como si se hubieran detectado marcadores que afecten su salud. Este último caso supondría la destrucción de la bolsa donada y su exclusión temporal o definitiva como donante".
El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dictaminado este miércoles que la prohibición de donar sangre a los hombres que han tenido relaciones sexuales con otros hombres, vigente en algunos Estados miembros como Francia, "puede resultar justificada". No obstante, la sentencia deja claro que para introducir esta exclusión permanente "es preciso demostrar que estas personas están expuestas a un riesgo elevado de contraer enfermedades infecciosas graves, como el VIH, y que no existen técnicas eficaces de detección o métodos menos coercitivos para garantizar un alto nivel de protección de la salud de los receptores".
Para detectar posibles enfermedades de transmisión sanguínea, antes de realizar la extracción y ser dado como apto, en España todo donante es preguntado por si ha padecido alguna vez una enfermedad de transmisión sexual o transmisible por la sangre (VIH, sífilis, gonorrea, clamidia); si ha mantenido una relación sexual con una nueva pareja en los últimos cuatro meses sin protección; o si ha consumido drogas ilegales alguna vez (heroína, cocaína, etc).
Estas preguntas, forman parte de un amplio cuestionario donde además de la edad, viajes o enfermedades comunes, el futuro donante es preguntado por una posible convivencia con enfermos de VIH o hepatitis; si ha compartido maquinillas de afeitar o cepillos de dientes; si se ha realizado algún tratamiento dental en los últimos siete días; si ha podido sufrir alguna salpicadura con sangre o punción accidental con aguja en los últimos cuatro meses. Con este cuestionario, se minimiza el riesgo de infección por el periodo ventana.

Nunca se dona si se está enfermo

Por tanto, en ningún caso se podrá donar si se tiene hepatitis B o C, VIH, sífilis o cualquier enfermedad que se transmiten por sangre; si se es diabético insulinodependiente; epilépticos; se tiene una enfermedad grave o se es enfermo crónico.
Tampoco se puede donar si se tiene un catarro, gripe o fiebre; y si se ha viajado fuera de España durante el último año debe informarse, hay que tener en cuenta que hay zonas geográficas del mundo en las cuales son muy prevalentes algunas enfermedades infecciosas como la malaria, el Chagas o el paludismo, que obligan a mantener en cuarentena al donante para asegurar que no ha adquirido la infección durante su estancia.
En el caso de tomar medicamentos, en general, la exclusión o no de un donante no viene determinada por la toma de un determinado medicamento sino por la enfermedad o el proceso que obliga al donante a tomar dicho fármaco. No obstante, sí hay algunos medicamentos que si se toman sí excluyen de la donación por riesgo para el posible receptor de la sangre. No es el caso de los mencionados.
Temporalmente, no se podrá donar si se ha sufrido una intervención quirúrgica - se debe esperar una semana en caso de cirugía menor y cuatro meses en el caso de cirugía mayor-; si se ha tenido fiebre hay que esperar quince días tras su resolución; si se ha practicado una endoscopia se debe esperar cuatro meses; en caso de acupuntura sin material desechable, un tatuaje o piercings, se debe esperar cuatro meses.
En el caso de vacunas, dependerá de la misma. Si es de la gripe, no hay que esperar; de hepatitis, se recomiendan cinco días; y si la vacunación es de varicela, rubéola, sarampión, parotiditis hay que esperar veintiocho días.
Asimismo, si se es mujer y se estás embarazada no se puede donar hasta que hayan transcurrido seis meses del parto (también en el caso de aborto).
La persona que done debe recordar no ir en ayunas, dejar pasar 2 meses desde la última donación. Se puede realizar una donación cada 8 semanas, teniendo en cuenta que en un periodo de doce meses no podrán donar más de tres veces las mujeres ni más de cuatro veces los hombres.

Dónde donar sangre

Todo el que quiera donar puede hacerlo en cualquier punto de donación: unidades móviles, puntos fijos de hospitales o el Centro de Transfusión de la Comunidad Autónoma en la que residas. En Madrid, por ejemplo, la actualización diaria de los puntos de donación está en 'www.madrid.org/donarsangre' y en el perfil de twitter '@Madridonasangre'.
Tras una donación de sangre organismo se recupera al cabo de unos días sin ningún problema. De forma ocasional puede producirse un ligero mareo (más común en donantes no habituales) o un pequeño hematoma en el brazo que desaparece pronto.
La donación más habitual es la donación completa en la que se extraen 450 cc. de sangre que luego se fraccionará para utilizar cada uno de sus componentes (glóbulos rojos, plaquetas y plasma) en diferentes tratamientos y/o pacientes.
En la donación selectiva o aféresis la persona dona sólo una parte de los componentes sanguíneos. La más frecuente es la donación de plaquetas. Existen además pacientes con una fisiología o patología especial que pueden requerir sangre de donantes específicos, es lo que se denomina donación dirigida.
En el caso de la donación de plaquetas, una sola donación proporciona el equivalente a las plaquetas extraídas en cinco donaciones de sangre total. La procedencia de un solo donante garantiza una mayor calidad y seguridad transfusional. Los derivados sanguíneos de este tipo se suelen destinar a pacientes con cáncer, leucemias o trasplantes, enfermedades en las que se pierde gran cantidad de plaquetas y los pacientes requieren muchas transfusiones de este componente.
 http://www.elmundo.es/salud/2015/04/29/5540e08bca47415e108b4579.html
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada