DIOS ES AMOR, MEJOR CON HUMOR

martes, 5 de mayo de 2015

Interpol alerta sobre un adelgazante ilegal potencialmente mortal El 2.4 dinitrofenol (DNP) se vende en el mercado negro a través de Internet

Interpol alerta sobre un adelgazante ilegal potencialmente mortal

El 2.4 dinitrofenol (DNP) se vende en el mercado negro a través de Internet


Interpol ha lanzado una alerta sobre el consumo de 2.4 dinitrofenol (DNP), un producto adelgazante prohibido por las autoridades sanitarias que puede ser potencialmente mortal por su toxicidad y que se vende a través de Internet. El aviso ha tenido lugar después de que haya fallecido una mujer británica por una sobredosis a mitad de abril y se haya producido otro incidente con un ciudadano francés que quedó “gravemente enfermo” tras consumir esta sustancia, tal y como señala la agencia policial.
No es difícil dar con páginas web que vendan DNP en la red. Lo más habitual es encontrarlos en farmacias ilegales virtuales dirigidas a culturistas, en las que se vende junto a esteroides y otros productos que permiten acelerar el proceso de ganar masa muscular y perder grasa. “Probablemente el mejor y también la más peligrosa sustancia (…) Recomendamos altamente DNP únicamente a usuarios con experiencia extrema”, recoge una de estas páginas, que añade: “su principal problema son sus graves efectos secundarios”.
El DNP suele comercializarse en forma de polvo amarillo o en cápsulas, aunque, en menor medida,  también existen presentaciones en crema. La organización policial internacional, que ha lanzado la alerta a los 190 estados miembros, advierte de que “además de los peligros intrínsecos” derivados de su consumo, los riesgos se agravan “por las condiciones ilícitas de su fabricación”. Al moverse en el mercado negro y producirse en laboratorios clandestinos, las pastillas no cuentan con “las mínimas normas de higiene” en su elaboración. Ello, además, “expone a los consumidores a unas mayores posibilidades de sobredosis” ya que, al carecer de cualquier control sanitario, no hay garantías sobre la cantidad de principio activo que contiene cada píldora, lo que representa un elevado peligro para la salud, dadas las características de la sustancia.

El DNP es un potentísimo acelerador del metabolismo. Altera el sistema energético del organismo y quema la grasa de forma descontrolada, un proceso que genera calor y eleva la temperatura corporal. Una dosis excesiva puede traducirse en un grave riesgo para la salud. “Se pierde el control de asimilación de los nutrientes, ya que quemas grasa aceleradamente”, insiste Francesc Villarroya, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular, y director del Instituto de Biomedicina de la Universidad de Barcelona, “y puede producir crisis febriles agudas descontroladas”. “Es un agente intoxicante cuyo consumo supone un riesgo muy alto para la salud; es difícil saber la dosis exacta que se ingiere, por lo que se puede ir la mano fácilmente”, añade.
Una sobredosis de DNP le costó la vida a Eloise Aimee Perry, de 21 años, la mujer británica fallecida, como describe su madre en un conmovedor escrito publicado en la página web de la policía de Worcestershire, al este de Inglaterra, titulado Morir por adelgazar. Eloise tomó ocho pastillas "cuando dos son una dosis letal" y "literalmente se quemó desde el interior" debido a los efectos de la sustancia, que elevó su temperatura hasta pararle el corazón.  
Villarroya apunta que el DNP se usaba como un componente en la fabricación de explosivos. Se descubrió en la Primera Guerra Mundial al observar que trabajadores franceses de empresas de munición expuestos a dinitrofenol perdían peso a gran velocidad. Se comenzó a prescribir como adelgazante durante la década de 1930  pero debido a su toxicidad e incluso a la mortalidad asociada a su consumo se prohibió su administración.
 
 http://politica.elpais.com/politica/2015/05/05/actualidad/1430845733_300284.html
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada