DIOS ES AMOR, MEJOR CON HUMOR

miércoles, 22 de abril de 2015

Primer tratamiento en España contra el temblor esencial sin pasar por el quirófano

Primer tratamiento en España contra el temblor esencial sin pasar por el quirófano

Se había realizado anteriormente en otros países, pero es la primera vez que en nuestro país se trata a una paciente con temblor esencial sin pasar por quirófano. Se ha hecho en Barcelona mediante una técnica de ultrasonidos de alta intensidad focalizados y guiados por resonancia magnética de 3 Teslas. Esta terapia evita por tanto una intervención quirúrgica bien para poner electrodos en el cerebro o para actuar sobre la zona afectada directamente.
El neurocirujano Jordi Rumiá, miembro del equipo Resofus Alomar en Barcelona, dirigió este tratamiento que se aplicó el pasado 3 de marzo a Fabiola, una mujer de 66 años que sufre temblor esencial, un trastorno neurológico complejo y progresivo que genera temblor cuando se realiza alguna actividad.
La evolución en estos 45 días ha sido "altamente satisfactoria" ha señalado Rumiá a la agencia Efe pues la paciente no era capaz de sostener un vaso de agua, dar la mano ni de escribir su nombre, ya que el trastorno le generaba movimientos incontrolados en todo el cuerpo. "De momento se ha actuado solo sobre la zona cerebral que afecta al movimiento del brazo derecho y, posteriormente, se hará sobre la del brazo izquierdo", han explicado a EL MUNDO fuentes del Centro Médico Alomar.
La terapia consiste en aplicar ultrasonidos que se focalizan sobre la zona afectada, el núcleo Vim del tálamo, y es guiada por la imagen obtenida a través de una resonancia magnética de 3 Teslas. Un proceso que ha dirigido el doctor Rumiá, asistido por su equipo, del que forma parte la doctora especialista en Radiología Nuria Bargalló.

"Los ultrasonidos generan un campo eléctrico que produce una termolesión controlada. Antes se hacía abriendo el cráneo y generando una lesión sobre la zona, aunque en España se ha generalizado el uso de electrodos que se aplican sobre la zona, ya que estos se pueden modular y extraer si algo va mal. Se trata de interrumpir las señales neuronales que hacen que se produzca el temblor", explica José Obeso, director del Centro Integral en Neurociencias A.C. HM CINAC en el Hospital Universitario HM Puerta del Sur, que tiene previsto hacer un tratamiento similar en menos de dos meses.
Según este experto, en España hay entre 300.000 y 500.000 personas con temblor esencial. De estos sólo se operan un 5% debido a los riesgos de la intervención. "Esta técnica puede aumentar a un 20-30% el número de pacientes que opte por eliminar su temblor. No serán todos porque no todos presentan un temblor que sea incapacitante y al fin y al cabo estamos generando una lesión en el cerebro", apunta.
El temblor esencial es un trastorno distinto al Parkinson, pues este último genera movimientos descontrolados en cualquier momento, no sólo al realizar una actividad como ocurre con el primero. Además, los pacientes con Parkinson sufren otros problemas como lentitud, desequilibrio, etc. "La técnica de ultrasonidos hay que aplicarla para este último en otra zona del cerebro", explica Obeso.
Para poder llevar a cabo este tratamiento, los expertos en neurología y radiología se han basado en los datos de evidencia científica de la eficacia de este tratamiento. "Tanto la revista The New England Journal of Medicine como Lancet Neurology han publicado series de pacientes tratados con esta técnica y ya hay hecho un estudio a doble ciego del que pronto se publicarán los resultados", aclara Obeso. Sin embargo, este especialista adelanta que quienes más se pueden beneficiar de este tratamiento son los de Parkinson, "pero todavía no hay evidencia suficiente sobre su eficacia para los pacientes con Parkinson. No obstante, hay varios estudios en marcha analizando su efecto en este trastorno".
De momento, la primera española beneficiada de esta interapia no invasiva es Fabiola que tuvo que abandonar su profesión de enfermería por los temblores. Durante el tratamiento, la paciente que permaneció despierta, iba rellenando las diferentes pruebas de dibujo de forma cada vez más precisa, lo que iba guiando a los médicos. Tras dos horas y media, Fabiola logró completar sin alteraciones el test, lo que reveló el éxito de la intervención.
"Resultó un momento increíble para todos los presentes, la paciente rompió a llorar de la emoción que le suponía haberse recuperado de un temblor que le acompañaba hacía varias décadas y que la imposibilitaba", ha comentado el director de Resofus, Toni Alomar.
"Cuando escriba es cuando ya creeré que me habéis hecho algo", apuntó desconfiadamente Fabiola, quien en ese instante pidió una hoja de papel y un lápiz y logró rubricar con firmeza su nombre y apellidos. Fue entonces cuando asimiló que estaba estrenando una nueva vida.
 
 http://www.elmundo.es/salud/2015/04/17/553005e2e2704e81078b4586.html
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada