DIOS ES AMOR, MEJOR CON HUMOR

miércoles, 22 de abril de 2015

¿Cuanto cuesta un día de Feria de Abril?

¿Cuanto cuesta un día de Feria de Abril?

  • Si pretende cumplir los ritos de la fiesta, prepare la cartera

  • Para no parecer disfrazada, dedique 400 euros al traje de gitana

  • Alquilar un caballo a un picadero ronda los 150 euros diarios

  • En casi todas las casetas de come y se bebe a precios módicos

«¡Que no nos falte de ná, que no, que no!». Los Cantores de Híspalis arrasaron en la primavera de 1987 proclamando a los cuatro vientos el dogma del feriante. El estribillo de aquella sevillana, incluido en su disco Gente güena, aún lo repite machaconamente la megafonía de algunas casetas de la Feria de Abril como un mantra de obligado cumplimiento para todo el que pise el Real de Los Remedios con ganas de pasarlo bien. Que no falte de nada, de acuerdo, pero ¿a qué precio?¿cuánto dinero cuesta ir a la Feria de Abril? ¿Es una fiesta asequible para todos los bolsillos?
Como en cualquier otra fiesta popular, uno se gasta allí lo que quiere. O lo que tiene. Y aunque hay tantas formas de disfrutar la fiesta como personas, si el objetivo es cumplir con ciertos ritos y pasar desapercibido entre el paisanaje local, no hay mejor garantía que pasar por caja.
Dando por hecho que usted ya ha sido capaz de llegar a Sevilla con un billete de AVE o de avión difícil de conseguir para estos días de alta ocupación hotelera -pese al alza de los precios para la ocasión-, lo primero que deberá hacer será vestirse para la ocasión. Las mujeres lo tendrán algo más complicado. El traje de flamenca es el único traje regional español sujeto a modas y estilos, por lo que es seguro que lo que un año se lleva, el año siguiente esté ya obsoleto.
Pero como referencia, podríamos tener en cuenta que la inversión en un traje de flamenca con el que no parecer disfrazada parte de los 400 euros. Deberá sumar los complementos básicos -mantoncillo, zapatos de tacón, flor, peineta, pendientes, pulseras, broche, entre otros- que elevarán la factura fácilmente hasta los 600 euros. Por arriba, el tope lo ponen los diseños de alta costura, ya sean de Aurora Gaviño, Juana Martín, Pol Núñez o Vicky Martín Berrocal, que pueden alcanzar los 1.200 euros.
Por 120 euros, un coche de caballos lo llevará desde su casa hasta la el Real de la Feria
Para los hombres no hay un código específico de vestimenta, si bien es frecuente que acudan de traje y corbata, especialmente por la noche, y aún más si hay prevista alguna cena de socios de la caseta. Durante el día, sobre todo si el calor aprieta, la norma no escrita impone arreglarse de manera informal, sin caer en la excesiva relajación. Deje el chándall en casa.
Podrá desplazarse hasta el Real de Los Remedios en su vehículo particular, pero tendrá que dejarlo en uno del aparcamientos públicos de los alrededores cuyo abono para toda la semana oscila entre 85 y 155 euros. Si toma un taxi, rece por no pillar atasco. Desde cualquier punto de la ciudad no debería pagar más de 12 euros por carrera. Con la opción más económica, el autobús público, tardará lo suyo, pero llegará hasta la Portada por 1,60 euros.
Si busca algo más tradicional, contrate los servicios de un coche de caballos con capacidad para cinco personas que lo recoja junto a sus acompañantes en la puerta de su hotel o de su domicilio. La tarifa será de 120 euros.

Montar a caballo, no apto para cualquier bolsillo

Le darán el título de feriante profesional si se traslada hasta el Real como caballista. Claro que le saldrá algo más caro. El alquiler del caballo en algún picadero de la provincia ronda los 150 euros al día. Y para montarlo y pasear por el recinto tendrá que vestirse para la ocasión: prepare 600 euros para el traje corto: sombrero de ala ancha, camisa, chalequillo, chaquetilla, pantalones, botos, tirantes y pañuelo. Los zahones, pieza de cuero que cubre el pantalón, suponen unos 300 euros más, que se disparan hasta los 1.000 euros si son de confección artesanal.
Una vez en el recinto ferial, rápidamente observará que la inmensa mayoría de las casetas son privadas, para espanto inicial del visitante despistado. Tranquilo, también podrá entrar y disfrutar del ambiente en las pocas casetas abiertas a todo el público.
Ser socio de una caseta privada con una media de veinte miembros, supone abonar una cuota individual que ronda los 800 euros anuales. Con ello se cubren conceptos como el montaje, las tasas municipales -algo menos de 1.200 euros para este año-, la decoración, el seguro, el personal del bar, el grupo de sevillanas que ameniza las jornadas de feria -en torno a los 1.500 euros por varias actuaciones en cuatro o cinco días-, el guardamuebles para todo el año, las actuaciones de un payaso que distrae a los niños de la caseta, el vigilante de seguridad que controla el acceso o la tradicional Cena del alumbrado, que reúne a los socios en la primera noche de feria.
Aunque hay trajes de flamenca para todos los precios, pueden llegar a los 1.200 euros
La principal ocupación del feriante en las casetas es pasar el rato comiendo, bebiendo y, a veces, invitando o dejándose invitar. Bailar sevillanas también es una opción, y no tendrá repercusión alguna en su bolsillo. Comer y beber en la Feria no es especialmente caro, la oferta es variada y la calidad aceptable, dependiendo de la profesionalidad de los concesionarios del bar de cada caseta. La ración de jamón -ojo, de bellota- sale por 16 euros, la de queso viejo por 12, un revuelto "de la casa", por 11, igual que la ración de chocos fritos. El plato de adobo, de croquetas o de carrillada en salsa asciende a 10 euros de media y el aperitivo más demandado, el montadito de lomo, suele rondar los 3 euros.
En cuanto a la bebida, la estrella desde hace ya un par de lustros es el rebujito, la mezcla de vino manzanilla con Sprite y mucho hielo. La jarra de este particular combinado feriante ronda los 9 euros y si prefiere tomar la manzanilla o el vino fino al modo tradicional abonará la media botella -376 mililítros- a 7 euros. Si opta por la copa larga para después de comer, los combinados de marcas nacionales se venden a 5 cinco euros, y los de marca extranjera rondan los 7 euros.
A media tarde, la tradición manda asistir a la corrida de toros en La Maestranza. Previo desplazamiento en taxi por unos 10 euros, accederá al coso taurino por un mínimo de 27 euros, precio de una entrada para el tendido alto de sol. La mejor entrada, en primera fila de barrera, si es que la encuentra, tendrá que abonarla a 155 euros. Cuidado, para los días grandes, los de las corridas de farolillos, el precio de una buena entrada puede alcanzar los 500 euros en la reventa.

Un infierno de calle para la cartera

Para los más pequeños, el gran atractivo de la Feria está en la contigua Calle del Infierno, donde se ubican decenas de atracciones en las que gastar más dinero. El paseo en el noria infantil cuesta 3,50 euros, igual que el billete para subir a los coches locos y la montaña rusa en versión mini. Si hablamos de distracciones para adultos, conseguir un muñeco de peluche tirando con carabina sale por 2,50 euros el disparo, subir a la montaña rusa La selva encantada, 5 euros, lo mismo que el billete para el Túnel del terror, el Súpercanguro, el Barco vikingo o la Noria Sánchez.
Si quiere que los niños disfruten de las acrobacias de los Díaz Brothers o el espectáculo de 'El hombre iguana de los mil colores' que este año ha traido hasta Sevilla el Gran Circo Mundial, encontrará entradas entre 14 y 35 euros. Y no se olvide de, a la salida, comprarles un algodón dulce -2 euros-, un trozo de turrón -entre 4 y 8 euros- o un enorme chupete de caramelo al módico precio de 4 euros. Y, para terminar de contentar al pequeño, hágale la foto a lomos de un caballo de cartón, con sombrero de ala ancha y guitarra, por 15 euros la copia.
Usted y su cartera acabarán la jornada completamente derrotados, pero antes de regresar a descansar, recuerde que no hay fin de feria sin churros -2,50 euros la ración- con chocolate -otros 2,50 euros-. Pida una ración, descanse un momento y coja fuerzas para volver andando a casa. No le habrá quedado ni para el taxi de vuelta.
http://www.elmundo.es/andalucia/2015/04/22/5534d15fca4741097f8b458d.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada