DIOS ES AMOR, MEJOR CON HUMOR

miércoles, 22 de abril de 2015

Cómo sobrellevar las alergias primaverales

Cómo sobrellevar las alergias primaverales

Cómo sobrellevar las alergias primaverales

Los alergólogos explican que para muchas personas la principal medida contra la alergia sigue siendo evitar la sustancia que provoca los problemas

La primavera es una época molesta para los alérgicos al polen. Abril, mayo y junio son los meses en que se registran más síntomas y más visitas al médico y a las farmacias. Aunque en la actualidad hay vacunas para aliviar o curar los síntomas provocados por pólenes de olivo, gramíneas, cenizos y ortigas, los alergólogos explican que para muchas personas la principal medida contra la alergia sigue siendo evitar la sustancia que provoca los problemas de rinitis, conjuntivitis y asma bronquial. Francisco Feo Brito, de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic) ofrece algunas recomendaciones útiles para los afectados:
Informarse. Es importante que cada uno conozca el polen que le afecta y la época de polinización para poder hacer un seguimiento de la concentración de pólenes en la ciudad o comarca donde se reside y detectar las fechas de mayor riesgo. Y si se va a realizar un viaje, conviene consultar previamente las concentraciones de pólenes en el lugar de destino porque las plantas no polinizan en la misma época en todas las zonas y conviene ir prevenido. Polenes.com, el punto de información aerobiológica de la UAB y las aplicaciones AlertaPolen y AlergoAlarm pueden resultar útiles para ello.
Evitar áreas de mucha polución. Para los alérgicos es importante consultar la concentración de contaminantes de los lugares por donde se mueven, puesto que las plantas también “sufren” los efectos de la polución y reaccionan a ese estrés con pólenes con mayor cantidad de proteínas alergénicas.
Rehuir parques y jardines. En fechas de polinización elevada los alérgicos deben evitar las estancias al aire libre en parques y zonas ajardinadas para exponerse menos, reducir la inhalación de polen y, con ello, los síntomas.
No hacer deporte al aire libre. La actividad física intensa al aire libre aumenta la cantidad de aire inhalado y, por tanto, la de pólenes. Y una exposición masiva al alérgeno provoca una inflamación, tanto nasal como bronquial, que puede prolongar la reacción alérgica durante varios días y que facilita que cantidades mucho más bajas de polen mantengan o empeoren los síntomas.
Usar gafas de sol. Evitar o reducir el contacto directo del polen en la conjuntiva previene los síntomas oculares.
Ventilar al mediodía. La emisión de pólenes por las plantas tiene lugar de 5 a 10 de la mañana. Después el polen pasa a capas altas de la atmósfera hasta las 17-20 horas, en que se produce su descenso a capas más bajas. Por eso se aconseja ventilar las casas en las horas centrales del día y mantener las ventanas cerradas durante el resto de la jornada.
Cambiarse de ropa. Ducharse y cambiarse de ropa al llegar a casa es otra medida útil para evitar que los alérgenos del polen “contaminen” el hogar.
Ventanillas cerradas. En los desplazamientos en coche es importante llevar las ventanillas cerradas y limpiar y renovar los filtros del aire para reducir la entrada de pólenes.
Mascarillas. Los expertos aseguran que no está claro que el uso de mascarillas limite la inhalación de polen. Aseguran que la protección que comportan depende mucho de las condiciones meteorológicas (disminuye si hace viento) y, como las partículas de polen son frágiles y en condiciones de humedad se rompen (especialmente en el caso de las gramíneas), a menudo los alérgenos pueden atravesar los filtros de la mascarilla y alcanzar las vías respiratorias.
Tratamiento. Son muchas las personas que sólo tratan su alergia cuando aparecen los síntomas, en busca de un alivio inmediato. Sin embargo, los médicos aconsejan acudir a un alergólogo para determinar la causa concreta de la alergia, ver si hay vacuna específica para ella, o establecer tratamientos continuados que protejan cuando lleguen los pólenes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada