DIOS ES AMOR, MEJOR CON HUMOR

martes, 4 de octubre de 2016

La dieta mágica para lucir una tripa plana


La dieta mágica para lucir una tripa plana

acolchado cinturón de grasa que recubre el abdomen, además de hacer actividades aeróbicas y ejercicios específicos de tonificación de la zona, no queda más remedio que adoptar unos buenos hábitos nutricionales. Se trata de comer bien sin sufrir calamidades, ni pasarse la vida picoteando de un régimen milagroso a otro. El objetivo es buscar aquellos alimentos más interesantes para nuestro organismo sin caer en la ortorexia, una obsesión patológica que empuja a comer únicamente comida considerada saludable y que, en casos extremos, puede conducir a la desnutrición, incluso a la muerte. "Para lucir un abdomen plano este verano debemos combinar ejercicio físico y una nutrición saludable e hipocalórica, en el caso de que sea necesario perder grasa. Las dietas milagro, además de poner en riesgo nuestra salud, pueden provocar el temido efecto rebote", asegura Rosa Ordoyo, nutricionista de Clínicas Dorsia.

COMIDAS LIGERAS

El primer mandamiento para lograr bajar el perímetro abdominal es adoptar como lema vital aquella sabia recomendación popular: "Desayune como un rey;coma como un príncipe y cene como un mendigo".
Nada de saltarse comidas. "Lo ideal es comer cada tres o cuatro horas -cinco veces al día- de forma ligera", recomienda Rosa Ordoyo. Los grandes banquetes suponen un trabajo extra para el sistema digestivo y terminan transformándose en grasa al producirse "una acumulación excesiva de energía que nuestro organismo no necesita para funcionar".

LISTA DE LA COMPRA SALUDABLE

Empiece a limpiar desde ya mismo su despensa de aquellos alimentos que, en lugar de proporcionarle nutrientes, le aportan únicamente calorías vacías. Lo mejor para no caer en la tentación es evitarla. Para conseguirlo, lo más práctico es no incluirla en la lista de la compra. Y, ya sabe, procure ir siempre al supermercado con el estómago lleno para no caer en la tentación de echar al carrito esas 'chuches' que tanto le gustan pero que no le aportan nada bueno, desde el punto de vista nutricional.

ADIÓS A LA BOLLERÍA

"Elimine de la dieta todos los productos ricos en grasa como carnes rojas, embutidos, productos lácteos enteros, bollería, galletas, azúcares, chocolate, platos precocinados, bebidas con gas, aperitivos salados, etc", indica la nutricionista.
En su lugar, abónese "a verduras, frutas y hortalizas en la comida y la cena", acompañadas por las proteínas de un buen pescado, rico en Omega 3.

MANTENER A RAYA LA GRASA

Aprenda a "combinar con maestría los alimentos" para comer mejor y más sano. ¿Cómo? Ordoyo lo explica: "Procure que la mitad del plato lo ocupen verduras o ensaladas. La otra mitad del plato la dividiremos en dos partes: un cuarto será para las proteínas -carne, pescado, huevo o vegetales tipo quinoa o tofu-, y el otro cuarto, hidratos de carbono (pan, legumbres, patatas, arroz o pasta, preferiblemente integrales)".
Esta experta en nutrición enumera los alimentos que ayudan a disminuir la grasa abdominal y explica por qué:
Los cítricos (naranjas, limones,...) y las frutas rojas: "Son ricos en antioxidantes, que reducen la resistencia a la insulina que es una de las causas principales de la obesidad abdominal".
Los picantes (pimientos,...): "Aumentan el gasto de calor, lo que activa el metabolismo y, de esa manera, conseguimos quemar más calorías".
Las nueces: "Ricas en ácidos grasos Omega 3, también son antioxidantes. Eso sí, hay que tomarlas con moderación, porque son muy calóricas".
Los cereales: "Sobre todo la avena, por su escaso contenido en azúcar, y porque es rica en fibra, ácidos grasos Omega 3 y Omega 9 serán también nuestros grandes aliados para lucir un vientre liso".

CÓMO EVITAR LOS GASES

Asuma que «puede que su problema no sea de kilos, sino de gases. En ese caso, Ordoyo aconseja algo tan sencillo como probar "a masticar despacio, no ingerir demasiado líquido durante las comidas y evitar las bebidas gaseosas". Algunos alimentos, como "el brécol, la coliflor, el repollo, o las legumbres también pueden ocasionar flatulencias".

'SUPERALIMENTOS '

Si todavía no lo ha hecho, ríndase ya ante los innumerables beneficios de estos tesoros que brinda la naturaleza para cuidar la salud sin la intervención de la química. ¿Cuáles son? Muchos y de propiedades muy variadas. Considerada uno de los alimentos del futuro, la espirulina, por ejemplo, es un alga rica en aminoácidos esenciales. Las semillas de chía son una fuente natural de Omega 3 y fibra. Poderosa arma antioxidante, las bayas de Goji son los mejores aliados en la lucha contra el antienvejecimiento. La quinoa, además de por su elevado aporte de proteínas, es rica en minerales como el hierro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada