DIOS ES AMOR, MEJOR CON HUMOR

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Nace el primer bebé con tres padres

El doctor Zhang, que llevó a cabo el proceso, nada más producirse el alumbramiento del pequeño Nace el primer bebé con tres padres

  • El niño ha nacido con material genético de tres progenitores con el objetivo de evitar que desarrollara una enfermedad hereditaria

El doctor Zhang, que llevó a cabo el proceso, nada más producirse el alumbramiento del pequeño
New Hope Fertility
Ya es una realidad. Ha nacido el primer bebé concebido con el controvertido método de fecundación de «tres padres». Reino Unido acaparó titulares a ambos lados del Atlántico el año pasado, al convertirse en el primer país del mundo en aprobar un procedimiento in vitro que emplea el ADN de dos mujeres y un hombre. Sin embargo, el hito no ha tenido lugar en Londres, sino en México, donde, aprovechando el vacío legal, se trasladó un equipo de médicos de Estados Unidos –donde esta práctica está prohibida– para ayudar a la madre, de nacionalidad jordana. Según publicó ayer la revista New Scientist, el bebé tiene ya cinco meses y se encuentra muy bien de salud.
Los padres del recién nacido buscaron ayuda tras haber perdido ya a dos hijos, debido a que la mujer porta la carga genética responsable del síndrome de Leigh, una patología mortal que afecta al desarrollo del sistema nervioso. Aunque la mujer está sana, los niños no sobrevivían. Y es por eso que la pareja se puso en contacto con el centro de fertilidad New Hope, en Nueva York, donde trabaja John Zhang, especializado en evitar enfermedades mitocondriales.
No es la primera vez que los científicos logran fecundar bebés con el ADN de tres personas. A finales de los 90, alrededor de 50 niños fueron fecundados gracias a una técnica similar desarrollada por el Instituto St Barnabus de New Jersey (EE UU), que acabó prohibiéndose.
Se trata, por tanto, del primer bebé concebido con el controvertido método aprobado en Reino Unido. Este método, desarrollado en Newcastle, consiste en lo siguiente: a la madre que tiene un óvulo con el ADN defectuoso de sus mitocondrias –los diminutos compartimentos en el interior de las células que convierten el alimento en energía– se le extrae el núcleo. Éste se inserta en el óvulo sano de una donante a la que previamente se le ha extraído ya su propio núcleo para evitar duplicidad. Finalmente, el óvulo de la donante con el núcleo de la madre es fecundado in vitro por el esperma del padre. El resultado es un bebé con solo un 0,1% de ADN de la donante, un porcentaje muy bajo pero que se transmite, eso sí, de generación en generación. El equipo del doctor Zhang llevó a cabo este proceso para crear cinco embriones, de los cuales solamente uno terminó desarrollándose con normalidad. Este embrión fue implantado en la madre, y el bebé nació nueve meses después. Todo el proceso fue llevado a cabo en México.
Los expertos explican que este logro abre la puerta a nuevos métodos para evitar enfermedades raras de origen genético. Piden que la legislación se adecúe a esta nueva posibilidad, pero el debate aún sigue en la calle, donde varios grupos han advertido sobre las cuestiones éticas. El doctor Gillian Lockwood, especialista en ética reproductiva, señaló a la BBC que «el mayor problema es que esto se ha presentado como un embrión con tres padres cuando en realidad es 2 más 001». «Estamos hablando de que es menos de una décima parte del uno por ciento del genoma. No va a afectar a la altura, el color de los ojos, la inteligencia o la musicalidad», aclaró. Los científicos estiman que sólo en Reino Unido hay alrededor de 2.500 mujeres que podrían beneficiarse de este procedimiento, que cuenta con el apoyo, entre otros, de varios premios Nobel, que escribieron en su día a los parlamentarios británicos para que dieran el visto bueno a la técnica tras siete años de intenso debate con periodo de consulta también a la ciudadanía.
Alrededor de uno de cada 6.500 niños en todo el mundo sufren enfermedades, que pasan de generación en generación por línea materna. Dough Turnbull, del Centro de Investigación Mitocondrial de la Universidad de Newcastle, señaló que si no se daba un paso adelante, se estaba negando a muchas mujeres el derecho a tener hijos sanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada