DIOS ES AMOR, MEJOR CON HUMOR

martes, 12 de agosto de 2014

Varios gazatíes, con pasaporte español, son evacuados por nuestro Consulado a Jordania

  • Varios gazatíes, con pasaporte español, son evacuados por nuestro Consulado a Jordania

  • Gaza Permanecerán mientras dure la operación bélica israelí, gracias a la ONG del Padre Ángel.

Anina tenía pensado casarse en agosto con su novio de los Emiratos Árabes Unidos. Ahora lo ve difícil. No porque su corazón haya tenido un arrepentimiento tardío, sino porque la sala reservada está en Gaza. Aún es posible, pero de momento la Franja no está para fiestas. Todo lo contrario. Anina es una de las personas que han podido huir gracias a un pasaporte español, junto a sus hermanos y sus padres. "Es horrible. Hemos pasado unos días muy malos sin apenas dormir debido al constante sonido de las bombas", nos dice su padre, Salah Awad Sousi, en un español aprendido en Madrid, donde vivió entre 1969 y 1994. "Si no hay tregua, la boda será en Jordania", apunta.
Acompañado por su esposa Omaya y sus hijos Anina (30), Hamdi (24) y Rania (11), este profesor de Farmacia de Gaza se encuentra en Ammán con un afortunado, pero muy preocupado, grupo de palestinos con nacionalidad española que ha logrado dejar atrás la ofensiva israelí. «Agradezco a España por sacarnos de esta terrible pesadilla. Debíamos de escapar», dice a EL MUNDO. Gracias al consulado español en Jerusalén, 50 gazatíes (entre ellos 39 niños) con pasaporte español y 10 familiares han salido de la castigada Franja en una evacuación que contó con la colaboración de la ONU e Israel.

Indignado y preocupado

Salah aahora puede dormir mejor y sin tener que mirar obsesivamente al cielo. Pero está indignado y preocupado. No sólo por sus amigos, sino porque su hijo Osama (28) sigue en Gaza. Trabaja en un hospital que le ha insinuado que si se marcha perderá su puesto. Un bien precioso en un territorio golpeado por un 44% de desempleo.
Aunque estos días la preocupación del gazatí no es el desempleo sino la posibilidad de ser víctima de un misil israelí. "Espero que Osama pueda ser evacuado pronto. Hoy es peligroso estar en Gaza. Tras cada bombardeo nos llamábamos por teléfono para saber dónde caía", cuenta con tristeza.
Tras denunciar "los ataques desproporcionados por tierra, aire y mar", Salah añade: "La resistencia está unida, ya sea con Fatah, Hamas o Yihad".
Como el resto de los evacuados, se encontrará hoy en Jordania con el padre Ángel, fundador y presidente de Mensajeros de la Paz, la ONG que sufraga su estancia.
En Gaza, sin embargo, no todos tienen un ángel de la guarda. Desde el inicio de la ofensiva 'Margen Protector' en respuesta a los proyectiles de las milicias contra Israel, han muerto 620 palestinos y 30 israelíes. Aunque fuentes militares calculan que más de la mitad de los muertos eran miembros de grupos armados, los niños son las víctimas más desgraciadas. Como en todo conflicto. Según Unicef, 121 menores (entre ellos 80 menores de 12 años) han muerto en 15 días de ataques. Salah respira aliviado al tener a su pequeña Rania a su lado.
Según fuentes de UNRWA, 118.300 gazatíes han encontrado refugio en sus centros. Sin tregua en el horizonte y con el incremento de los combates y ataques que han dejado 500 casas destruidas, la cifra de evacuados superará hoy los 150.000. Una portavoz de una agencia de la ONU resume el desolador panorama en Gaza: "No hay ningún lugar seguro para los civiles". Salah lo sabe mejor que nadie.
 
 http://www.elmundo.es/internacional/2014/07/22/53cebf1ce2704e4a058b45a6.html?cid=MNOT23801&s_kw=gracias_a_espana_por_sacarnos_de_esta_horrible_pesadilla
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada