DIOS ES AMOR, MEJOR CON HUMOR

martes, 12 de agosto de 2014

Irán prohíbe vasectomías y ligaduras de trompas para promover la natalidad

Irán prohíbe vasectomías y ligaduras de trompas para promover la natalidad

El 80% de las solteras son sexualmente activas, según una encuesta del Parlamento

El Parlamento de Irán ha aprobado nuevos límites a métodos anticonceptivos y ha prohibido intervenciones como las vasectomías y las ligaduras de trompas para elevar la tasa de fecundidad, que está actualmente en 1,6 hijos por mujer.
En mayo, el líder supremo iraní, ayatolá Alí Jamenei, firmó un decreto en el que pedía más bebés para "reforzar la identidad nacional" y hacer frente a "los indeseables aspectos del estilo de vida occidental". El Parlamento ha avalado este mensaje con una nueva ley que ha salido adelante con el apoyo de 143 de los 231 diputados, según la agencia oficial IRNA.
Una reciente encuesta del departamento de investigación del Parlamento ha puesto de manifiesto que pese a las prohibiciones las relaciones sexuales ilegales son moneda común en el país. El insólito informe, citado por The Economist e ignorado por la prensa local, concluye que el 80% de las mujeres solteras tienen relaciones sexuales y el 17% de los 142.000 estudiantes encuestados se han declarado homosexuales.
La ley limita intervenciones quirúrgicas como vasectomías y ligaduras de trompas y prohíbe la publicidad sobre métodos de control de la natalidad, en un país donde los preservativos son plenamente accesibles y está normalizada la planificación familiar. La agencia ISNA ha informado de que los médicos que incumplan estas medidas podrán ser castigados, si bien no especificó las eventuales penas.
El texto pasa ahora al Consejo de Guardianes, un grupo de teólogos y juristas nombrados por Jamenei y al que corresponde analizar si la legislación cumple con la normativa del Islam.
Los sectores reformistas de Irán ven en esta ley un intento por devolver a la mujer a sus roles más tradicionales. Entre los trabajadores sanitarios también ha cundido el temor a un posible aumento de abortos ilegales, que entre marzo de 2012 y marzo de 2013 fue de 12.000, más de la mitad del total de las interrupciones de embarazos. El aborto sólo es legal en Irán si la vida de la madre corre peligro o el feto presenta ciertas anomalías.
Durante la guerra con Irak en la década de los ochenta, Irán incentivó la natalidad, pero posteriormente revertió estas políticas por el temor a que un drástico aumento de población entorpeciese el despegue económico y limitase la distribución de recursos.
Con la actual tasa de fecundidad, de 1,6 hijos por mujer, Irán pasaría de tener 75 millones de habitantes a 31 millones en 2094. Según el abogado Mohamed Salé Jokar, para ese año un 47% de los iraníes tendrían más de 60 años.
 
 http://internacional.elpais.com/internacional/2014/08/11/actualidad/1407770304_330584.html
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada